lunes, 27 de junio de 2011

La Quinta columna

Es prudente no fiarse por entero de quienes nos han engañado una vez. René Descartes

El año 1936 los españoles dimos al mundo otra palabra universal, quintocolumnista. Cervantes nos dió Quijote, que ha quedado en el vocabulario universal con el significado de  idealista, altrista, noble, desinteresado.
 El general Mola, o Varela según otros, acuño el termino "quinta columna". Cuatro columnas del ejercito golpista se dirigían a Madrid y una quinta, de traidores infiltrados entre la población civil preparaba la victoria fascista desde dentro. La palabra quintocolumnista se usa para nombrar a los miembros de una comunidad desleales que colaboran con el enemigo. Se difundió el concepto durante la Segunda Guerra Mundial para referirse a los naturales de los países en guerra que apoyaban al ejercito nazi actuando traicioneramente con su país.
El fracaso electoral del PSOE en Cuevas de San Marcos ha tenido muchas causas, al menos cinco hemos identificado, pero hay una que es la que me incita a hacer esta entrada, la de los quintocolumnistas.
El PSOE, y es una de las características que más me gustan de este partido, no es el ejercito. Militar en el PSOE no significa renunciar a tus opiniones y asumir, como borregos, los dictados de los dirigentes. Se permite e incluso está recogido en los estatutos la creación de corrientes de opinión dentro del mismo. Pero está claro que pertenecer a una organización te da ciertos derechos pero también deberes, y el principal el de la lealtad.
Durante cuatro años de gobierno ha habido discrepancias entre los miembros del gobierno, pero nunca han dado pie al desgobierno. Casi todos los responsables municipales, alguna no, hemos sabido separar lo personal y el partido de la institución.
Pero teníamos quintocolumnistas que en las terrazas de los bares, en los parques y en las organizaciones creadas por IU con el fin de minar al PSOE servían de franco tiradores al estilo de los "pacos" o de los "círculos azules" del Madrid sitiado minando la moral de los militantes o lanzando rumores falsos.
En el año 36 surgieron como consecuencia de la no aceptación de la decisión del pueblo español de darse un régimen democrático. en el año 2011 surgen como consecuencia de no aceptar la decisión de los militantes de su partido.
Han sido un calco de sus compañeros del 36.
No fueron los únicos pero si ayudaron y mucho a la victoria fascista. No han sido los únicos pero si han ayudado y mucho a la victoria de IU. Y por dios que no pretendo comparar a IU con nadie ni discutir su victoria.
También Judas besó a Jesús para señalarlo ante los romanos y que lo apresaran para crucificarlo. También ellos, bueno solo algunos porque otros han permanecido siempre agazapados, quisieron dar la impresión de leales a última hora, después de hacer el daño.
Lo consiguieron, perdí las elecciones que es lo que pretendían pero arrastraron a todo un partido. El mismo con el que ellos pretendían ganar.
Pero lo gracioso de una broma es poder reírse. Lo bueno de una victoria es poder disfrutarla.
Franco gano la guerra y se dedicó a eliminar a través del miedo cualquier asomo de republicanismo.
La quinta columna ha contribuido a la pérdida del PSOE pero no vamos a dejar que elimine a los socialistas.
Ya conocemos sus caras. Un consejo, pasaros a donde os quieren y todos felices.

domingo, 19 de junio de 2011

¿Miedo a la libertad?

La libertad no se otorga, se conquista.
Nacemos libres. Nada nos ata las manos o los pies para no poder caminar y movernos. Es nuestro deseo de movernos el que manda. Si queremos lo hacemos.
Nada nos amordaza la boca ni nos ata el entendimiento. Podemos expresar lo que sentimos con solo desear hacerlo.
Podemos hacer el bien o hacer el mal. Solo tenemos que decidir por que opción decantarnos. Podemos hacer cualquier cosa, o dejar de hacerla.
Somos altos o bajos, morenos o rubios, diestros o zurdos. En todo hay dos opciones. Pero lo que si es común y único es que ser, todos somos libres, solo el miedo nos ata.
Los dictadores utilizan el miedo para limitar o anular la libertad con la que nacemos.
Todos los regímenes dictatoriales utilizan la violencia, castigos físicos o morales, como método para dominar a sus ciudadanos, para coartar su libertad y son los ciudadanos que se revelan contra la dictadura, superando el miedo, los que logran reconquistar la libertad con la que nacieron.
El ciudadano libre está por encima de los poderes, no les teme porque el poder ha nacido de él.
La lucha de los valientes de otras épocas hicieron posible que los estados reconozcan las libertades como un derecho de los ciudadanos actuales.
Se nos llena la boca con la palabra libertad, pero ahora que la tenemos, ¿somos lo suficientemente valientes para hacer uso de ella?
La primera libertad que coarta el tirano es la de expresión y después la de reunión. A los tiranos no les interesa que se divulguen ideas contrarias a las suyas, así que prohibe decir lo que se piensa y las reuniones para decirlo.
Los más jóvenes tal vez no o recuerden, pero en España, durante la dictadura franquista se prohibió las máscaras del carnaval. La gente aprovechaba el carnaval para disfrazarse y criticar sin que se supiera quien era. Los que desafiaban a los municipales corriendo por el pueblo disfrazados no hacían otra cosa que reivindicar su derecho a ser libre para expresarse. Demostraban valentía.
El político, en democracia, sabe que va a ser objeto de crítica y que debe respetar la opinión de los demás.
Da la cara y expresa en público lo que piensa. Se desnuda moralmente ante el pueblo, y al mismo tiempo hace uso de su libertad de expresión. Demuestra valentía.
Hay a quien se le llena la boca de la palabra libertad, y sobre todo la de libertad de expresión, pero luego es incapaz, bajo mi punto de vista, de hacer el más mínimo uso de ella.
Siempre he dicho que hay que votar, aunque sea en blanco, porque es la mejor manera de demostrar que se apoya el derecho al voto. El deshuso de un derecho da pie al dictador para argumentar que el pueblo no quiere la democracia.
Hablar libremente y difundir las ideas no es solo un derecho, es un deber de los ciudadanos.
Nuestra sociedad tolera la discrepancia y no hay motivos reales para ponerse un burka a la hora de expresarse.

Me inspira esta entrada el hecho de que hay un fenómeno en Internet que son los foros. Para acceder a ellos solo debes tener una dirección de correo, dar un nombre falso que ahora se llama nick, y comenzar a decir todo lo que te parezca. Eso si, desde el anonimato.
Nada en contra de la libertad de ocultar tu nombre real, es otra de las libertades. Sin embargo, ¿cuales son los motivos para ocultarse?
Si es una cuestión de preservar la intimidad, nada que objetar. Pero es mucha la gente que prefiere mantener el anonimato por cuestiones de cobardía. Cobardía no porque se les vaya a perseguir, sino por el miedo a responsabilizarse de lo que dicen.
Elaboran el discurso con falsedades o medias verdades, infamias, injurias y otras lindezas de las que no se hacen responsables. Han reformado la antigua costumbre del cotilleo de plaza o taberna, en la que la conversación era personal, por otra más peligrosa en la que no existe el contacto personal.
Yo, como otra mucha gente he padecido las calumnias de estos quintos columnistas.
Algunos amigos me invitan a que les responda, y yo les digo que no respondo a cobardes.

jueves, 16 de junio de 2011

Pactos contra natura II

No era mi intención continuar con este tema, pero le debo una contestación a mi buen amigo Juan Carlos y quizás una aclaración para algunos amigos de IU a los que sé que los mueve más su ideología y su pueblo que los "instintos animales" a los que hice referencia.
Soy militante del PSOE y por lo tanto mis observaciones no son imparciales aunque pretenda serlo lo más posible.
Los argumentos de mi anterior entrada son una visión, creo que aclaratoria, de los pactos políticos poco entendibles por los votantes cuando su partido, de una ideología concreta, pacta con otro de ideología totalmente opuesta, impidiendo un gobierno más, aunque no totalmente, afín. El ejemplo más claro por lo extendido del caso, han sido los apoyos de IU al PP.
El principio de la reflexión la hice imitando a Desmond Morris en su libro "El mono desnudo", despojándonos del lado humano y haciendo el estudio desde el punto de vista exclusivamente animal.
En el caso de los pactos, pocos pero ciertos, entre el PSOE-PP, sirven los mismos argumentos que para el caso IU-PP.
Seguramente si entrásemos a estudiar caso por caso, descubriríamos que el problema es de relaciones personales entre candidatos o candidaturas más que problemas ideológicos.
No todos los militantes de IU son iguales. Las personas son personas. Lo que de verdad hay que juzgar es las decisiones de los aparatos políticos. La reflexión de los ejecutantes de los pactos es en que situación han dejado a sus votantes. Y de verdad, me da igual si son de IU o del PSOE. La reflexión es para todos.
La lástima es el que gana en todo esto es el PP, y la que pierde es la izquierda.

miércoles, 15 de junio de 2011

Pactos contranatura

Llevamos unos días en el que la frase "pactos contra natura" aparece en todos los medios de comunicación, y generalmente de boca de mis compañeros de partido.
No hace mucho, a las relaciones entre personas del mismo sexo también se las llamaba contra natura. Se tenía asumido que el sexo solo tiene la función reproductora, y por lo tanto una relación en la que  primara el amor, el entendimiento e incluso la búsqueda de placer- todos ellos sentimientos y deseos naturales- sin el objetivo de la reproducción, era una relación contra natura.
Pero, ¿son los pactos del PP e IU pactos antinaturales?. Yo creo que no.
En la naturaleza, las relaciones entre dos especies distintas no son raras. Se les llama parasitismo. Positivo cuando las dos especies se benefician, y negativo cuando una de las especies es la beneficiada a costa de la otra. En este caso, queda claro que la relación PP-IU es una relación parasitaria positiva en la que ambos salen beneficiados.
Cuando dos especies, dentro de un territorio se alimentan de lo mismo, se vuelven enemigas y se disputan el territorio. Una relación de cooperación entre las dos especies es contranatural. El PSOE e IU se alimentan de los mismos votantes, por lo que una relación de cooperación es poco imaginable.
Siguiendo con los símiles de la naturaleza, es posible que dos especies se unan cuando se trata de defenderse de un enemigo común. En estas condiciones, si se da la alianza.
Cualquiera de estas tres situaciones se corresponden con los más elementales principios de la supervivencia entendida, claro está, desde el componente animal y despojada de cualquier otro componente que la humanice (sentimientos, creencias, cultura...).
Por lo tanto, y desde esta óptica, el comportamiento de IU ha sido de lo más natural, optando por el parasitismo con el PP para conseguir cuotas de poder, uniéndose al PP para defenderse de un enemigo común, el PSOE, que capta sus votos en el mismo territorio que ellos.
Creo que queda claro que son los pactos más naturales.
Desde la óptica animal, todo esto es asumible. Pero somos humanos, y junto a nuestra componente natural hay otro cultural que nos diferencia del resto.
Hemos creado una sociedad compleja, en que nos hemos agrupado formando familias, pueblos, naciones.
Nos hemos dado una forma de convivir en paz, respetando a los demás y ha sido la democracia la forma menos mala de hacerlo. Nos hemos dado reglas, leyes, para preservar el sistema de convivencia, y no debe haber sido muy malo ya que nuestra sociedad ha pervivido a lo largo de los siglos.
Entendemos la sociedad de dos formas, mucho estado y poca iniciativa privada, típico de partidos de izquierdas, o nada de estado y mucha iniciativa privada, típica de partidos de derechas.
El votante, cuando deposita su voto dice cual de los dos modelos, o sus variantes, es más de su agrado. El votante de IU y el del PP apoyan modelos diametralmente opuestos. Si el dirigente de IU escucha a su votante, no tiene NINGÚN argumento para aliarse con el PP. Si el dirigente de IU escucha su instinto animal, tendrá todos los argumentos para aliarse con el PP.
En todo esto, pierde el votante de IU, su voto ha sido desperdiciado, y gana el PP, que como en algunas especies de grandes peces, deja al pez pequeño que se alimente de el mientras lo desparasita.
Para acabar quiero aclarar que, como siempre, hay personas, y tengo amigos entre ellos, que entiende que el enemigo común es el que es y que sus votantes están por encima de todo.

sábado, 4 de junio de 2011

Camaleones de la política


Con catorce años empecé a escuchar la palabra democracia de la boca de un profesor de historia que a finales de la dictadura de Franco se atrevía a leernos la declaración de Derechos Humanos y de como se violaban en España.
Recuerdo con que ilusión defendía en 1976, casi sin edad de comprender lo que hacía, el Referéndum para la Reforma Política.
Recuerdo la tristeza y desilusión de la noche de Junio de 1977, cuando en las elecciones a Cortes Constituyentes el PSOE de Felipe Gonzalez se quedo a solo un millón de votos por detrás de la UCD de Adolfo Suarez o la de marzo del 1979.
Recuerdo la tristeza del 28 de Febrero de 1980, cuando se perdió el referéndum para ratificar la iniciativa autonómica de Andalucía por la vía del artículo 151 de la Constitución.
Los socialista a los que nos tocó vivir aquellos momentos nos hemos ido curtiendo en las derrotas. Nunca los tiempos han sido fáciles.
Pero también recuerdo las alegrías de las victorias socialistas, sobre todo la primera mayoría absoluta de Felipe Gonzalez en 1982.
Ha llegado una etapa difícil de comprender. Por un lado, nos quejamos de las políticas de derechas del PSOE, y sin embargo castigamos al PSOE votando al PP, que lógicamente hará políticas más de derechas.
Menos comprensión me produce ver como IU, amparándose en argumentos poco sólidos y válidos según el sitio, promueve gobiernos del PP.
Esta está siendo una de las etapas en la que los socialistas de sentimiento volveremos a sentir la tristeza de las derrrotas, y la de nuestro pueblo ha sido la primera.
Pero a lo largo de todo este tiempo ha habido una serie de personajes, camaleónicos, y que conocemos en los pueblos, que han ido mudando el color de naranja a rojo y azul más en función de sus interes personales que de sentimientos ideológicos.
Que necesitaban colocarse o colocar a la mujer y el color era el rojo, él era el más rojo de todos.
Que los rojos no le favorecen y ahora creen que es el verde el que lo va a favorecer, al verde que se reconvierten sin el más mínimo pudor.
Nunca están dando la cara. Nunca ariesgan nada. Solo esperan recibir.
Es el primer lastre que se suelta y es lo que permite que de nuevo se levante el vuelo, más ligero.
A los que ya han soltado lastre o están a punto de hacerlo, gracias por lo servicios prestados. A los que los vais a acoger en vuestros brazos, alimentarlos y engordalo o se os irán. Bueno, creo que se os irán de todas formas.

Trece rosas

Hace ya casi ochenta años que la carta de una niña, a punto de ser fusilada, dejo una frase que la historia no ha olvidado, " Que mi ...